Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 8/01/12

Tus miedos


 Dices que no puedes volar
que no tienes alas
y que sin alas
no se puede volar
dices que la noche cayó
y en la oscuridad
no se puede volar

Dices que el invierno llegó
y cuando cae la nieve
es imposible
no se puede volar
dices que se acerca un ciclón
y con tanto viento
no puedes volar

Buscas un refugio y te vas
lejos de la realidad
tienes una excusa para todo y todo
se congela… (más…)

Anuncios

Read Full Post »

El gerente general del equipo de fútbol americano New York Jets, Mike Tannenbaum, junto a Bill McDermott, consejero delegado adjunto de la empresa SAP, explican qué tienen en común la estrategia de liderazgo aplicada en los deportes y en una compañía.

Mike Tannenbaum, gerente general de New York Jets, siempre ha estado interesado en saber qué convierte a las personas en líderes de éxito. Incluso siendo joven, cuando era un estudiante en prácticas y un empleado de nivel inferior del área de gestión de deportes, él solía llamar a los líderes que admiraba para aprender de ellos qué cualidades consideraban más importantes.”Cuando asumí la gerencia general de los Jets (en 2006), de repente las personas comenzaron a contestar mis llamadas”, dijo Tannenbaum.

Bill McDermott, consejero delegado adjunto de SAP, empresa alemana de software, fue uno de los que le contestaron la llamada a Tannenbaum. Lo que sucedió es que McDermott trabajaba en la sede de SAP en Estados Unidos, en Newton Square, en Pensilvania, y era un gran fan de los Jets. Tannenbaum estaba interesado en los consejos de McDermott, pero éste también estaba impresionado por la habilidad que Tannenbaum había demostrado al llevar de forma constante a un equipo de nivel regular a disputar la final. “Mike era sin lugar a dudas alguien que sabía lo que había que hacer y lo hizo”, dijo McDermott. “Podíamos aprender el uno del otro”.

McDermott y Tannenbaum, una pareja extraña aparentemente, estuvieron juntos hablando sobre lo que funciona y lo que no funciona en el liderazgo en el área de deportes, negocios y en otros sectores durante el reciente Congreso sobre Liderazgo de Wharton. La discusión fue moderada por Kenneth L. Shropshire, profesor de Estudios jurídicos y de Ética en los negocios de Wharton y director del Proyecto de Negocios Deportivos de Wharton (Wharton Sports Business Initiative). (más…)

Read Full Post »

Todos los días tomamos miles de decisiones, desde despertarnos hasta irnos a dormir. Por este motivo son fundamentales unos buenos principios de toma de decisiones para tener éxito en cualquier ámbito de nuestra vida: personal, familiar, profesional, etc.

Iceberg a la vista: Principios para tomar decisiones sin hundirse es el título de un libro de difusión publicado hace ya un par de años por Miguel Ángel Ariño y Pablo Maella, ambos profesores del IESE. Tomando como hilo conductor la historia del Titanic e ilustrándonos con varias decenas de ejemplos y consejos, los autores nos guían por perennes principios de toma de decisiones muy ligados a sesgos cognitivos en los que es fácil que uno caiga.

Recomiendo firmemente su lectura por tratarse de una obra entretenida, ligera y fácil de digerir en tiempos muertos, al tiempo que es muy instructiva y, sobretodo, evoca a la reflexión e introspección personal a lo largo de sus 126 páginas.

A continuación, voy a resumir brevemente los 10 principios de toma de decisiones que se mencionan en el libro, aunque es fundamental la lectura del mismo si queremos comprenderlos verdaderamente en su plenitud: (más…)

Read Full Post »

por Alvaro Javier Diaz Ricardo

En un artículo del Harvard Business Review, John A. Welsh y Jerry F. White nos recuerdan que “una empresa pequeña no es un pequeño negocio.” Un pequeño empresario no es una entidad multinacional, sino un individuo en busca de beneficios. Para sobrevivir, dicho empresario debe tener ideas muy claras, una visión distinta a los demás, y poder aplicar distintos principios de marketing en sus tareas que el presidente de una corporación grande o mediana no puede aplicar.

No sólo se diferencian las empresas pequeñas de las grandes en cuanto a tamaño, sino también en cuanto a sus recursos financieros. Las pequeñas empresas padecen de una situación que el Harvard Business Review denomina “Pobreza de Recursos”. Esta situación es un problema y una oportunidad que requiere una aproximación diferente al marketing. Donde los presupuestos grandes no son necesarios o factibles, donde cada euro debe hacer el trabajo de dos, donde la supervivencia de un empresario cuelga de un hilo – aquí es donde el marketing de guerrilla puede superar una situación delicada y asegurar el futuro de una empresa pequeña.

Una empresa grande puede invertir en una campaña publicitaria extensiva dirigida por una agencia, y la agencia puede modificar dicha campaña si no arroja resultados positivos. Y si el gerente es inteligente, puede contratar a otra agencia si la primera no es satisfactoria. Este lujo no existe para los pequeños empresarios quienes deben acertar la primera vez. Los empresarios que son guerrilleros consiguen triunfar porque conocen los secretos que UD. va a conocer.

Esto no quiere decir que se deba despreciar las técnicas empleadas por las empresas grandes – todo lo contrario. (más…)

Read Full Post »

por Andres Ubierna

“Las preguntas -cuando son poderosas- valen más que las respuestas. Las respuestas a preguntas pobres debilitan la efectividad y no agregan valor”, afirma la experta en comunicación Allie Q. Casey.

Sumando a sus propuestas otras propias, aquí va una lista con 10 preguntas (algunas son o pueden ser autodirigidas) que generan conversaciones o reflexiones orientadas a potenciar mejoras en los resultados, mayor confianza en las relaciones y compromiso.

Muchas de estas preguntas no resultan si se hacen en frío, y requieren, antes de efectuarlas, una inversión adecuada para generar un contexto que de sentido al acto de realizarlas.

  1. ¿Qué proponés hacer?
    Esta pregunta ayuda a que las insatisfacciones no deriven en la cultura de los quejososo profesionales, sino que sean disparadoras de protagonismo y acción.
  2. ¿Qué podemos cambiar para ser más efectivos de ahora en más?
    Si hacemos esta pregunta con frecuencia comenzaremos a eliminar el juego de la culpabilidad y fortalecer el juego de la responsabilidad. Cuando suceden cosas que no coinciden con las deseadas, lo más importante es ver que hacemos de ahora en más. (más…)

Read Full Post »

por Lic. Julio C Fuoco

Ya sea por moda, por barreras de entradas puestas por los mercados mundiales, el poder acogerse a beneficios de alguna ley o, realmente querer mejorar la forma de hacer las cosas, hizo que los CIOs comenzaran a trabajar para obtener la certificación de una norma o adaptarse a lo que dice una buena práctica. Ahora la pregunta es: ¿Todos sabían a qué se estaban comprometiendo? .

n los últimos diez años, luego del boom que se produjo con la aparición de la norma ISO 9000, comenzaron aparecer buenas prácticas, frameworks y normas específicas para el área de TI.

Ya sea por moda, por barreras de entradas puestas por los mercados mundiales, el poder acogerse a beneficios de alguna ley o, realmente querer mejorar la forma de hacer las cosas, hizo que los CIO´s comenzaran a trabajar para obtener la certificación de una norma o adaptarse a lo que dice una buena práctica. Ahora la pregunta es: ¿Todos sabían a qué se estaban comprometiendo?

La respuesta es que, la gran mayoría, no percibía lo que había detrás de la implantación de estas buenas prácticas o normas. Es más, en estos días, muchos (los que aún no han comenzado), aún no tienen una idea adecuada. Es por ello que, en las próximas líneas, desde un ángulo totalmente constructivo y consultivo, trataremos de esclarecer de qué hablamos cuando pensamos en un proyecto de implantación de estas buenas prácticas normas y/o frameworks. Si hay dudas entre las prácticas y las normas, le recomiendo dar una leída a “Desayunar es una buena práctica o una norma”.

Los tres pilares del proyecto (más…)

Read Full Post »

Albert Einstein

” El sentido común es la colección de prejuicios

adquiridos durante los primeros 18 años de vida”.

Albert Einstein

Read Full Post »