Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 13/01/12

por Boris Matijas

Durante el tiempo que dura la formación, Leopoldo Abadía se convierte en el hermano mayor de sus alumnos; diamantes en bruto que requieren de sus habilidades joyeras para sacarles el máximo brillo, oculto tras la sombra de unos padres brillantes.

Sus tareas se extienden desde la teoría de la economía hasta los consejos para escoger el traje que llevar para una reunión importante, y su forma de hablar es la misma que usa para formar: directa y con ejemplos prácticos.

Todo comenzó en 1988 cuando un empresario, presidente de una gran empresa familiar, le propuso preparar a su hijo, el hereu (heredero, en catalán), para entrar en IESE. Al enterarse de que el joven solamente tenía el título de COU y ninguna formación universitaria, Abadía le informó de que sería imposible su ingreso en la prestigiosa escuela de negocios y se ofreció a formarlo para heredar la empresa. Desde entonces más de 100 herederos de las más importantes empresas familiares españolas han pasado por la escuela de Abadía única en el mundo, donde hay diez profesores por alumno. Según Abadía, se trata de “un programa de formación individual personalizada llevada al fundamentalismo, donde cada alumno tiene un plan personalizado, adaptado a su ritmo y necesidades”. Un programa donde su carisma es el valor añadido que une todas las piezas y garantiza el éxito. Él lo define como “una consultoría mediterránea donde el método es importante, pero no lo fundamental”.

¿Cómo surgió la idea de crear la escuela para herederos?
Con el primer caso sabía que no podíamos ponerle a estudiar, ni darle teoría, así que creamos un programa de aprendizaje que consistía en que, en lugar de que nosotros enseñáramos, él aprendiese. Que lo decisivo fuera más su actitud que la nuestra. (más…)

Anuncios

Read Full Post »

por Marcos Fontela

Me he encontrado muchas veces con emprendedores que han crecido, desarrollado un producto o servicio de excelencia, y logrado cierto nivel de ventas, pero que llegan a un techo o sienten que podrían crecer mucho más rápido: “si sólo pudiéramos vender mejor”, en sus propias palabras.

A continuación, y sin ánimo de ser excesivamente riguroso, compartimos algunos consejos que sirvieron a estos emprendedores en el pasado. Aunque el tema, obviamente, no se puede agotar en un artículo, aquí van algunos consejos:

1. El primer paso NO es contratar un vendedor. Muchas veces, el emprendedor cree que con incorporar un vendedor profesional logrará aumentar las ventas.  A veces, la sensación es que la venta es algo molesto y desgastante, y que es mejor buscar a alguien que lo haga por uno. Si bien algunos vendedores lograrán ordenar algunas cosas, lo más común es que los vendedores no sean exitosos por falta de preparación de la empresa para sostener esta actividad. El emprendedor debe involucrarse, analizar y dirigir el esfuerzo de ventas, no tercerizarlo.

2. Entender qué compran mis compradores. Un primer paso sí consiste en entender qué propuesta de valor es la que están comprando los clientes actuales; pero por sobre todo, los clientes más satisfechos. Un cliente rara vez compra simplemente un producto; suele comprar una solución a un problema. Cuando compra una pizza congelada, puede que esté comprando tiempo libre para trabajar; cuando compra un componente industrial, tal vez esté comprando la posibilidad de contratar menos gente, porque no puede gestionar grandes plantillas… (más…)

Read Full Post »

Montar una empresa puede convertirse en un auténtico quebradero de cabeza si no se tiene claro cuáles son los pasos básicos que deben seguirse, y dónde se debe acudir para llevarlos a cabo. Por ello, en muchas ocasiones, las dificultades y el desconocimiento pueden frenar a un emprendedor primerizo a iniciar una actividad empresarial, y por tanto, tener un asesor que le ayude y aconseje puede ser un apoyo fundamental para decidirse.

La figura del tutor o mentor es fundamental para evitar la muerte empresarial, ese momento que las estadísticas afirman que sucede durante los cinco primeros años en al menos el 70% de las empresas. Hay distintas instituciones que los promueven, desde algunas escuelas de negocio hasta las Cámaras de Comercio.
Cuidan a los emprendedores
Hablamos de una figura importante y más en estos tiempos, en los que ante las preocupantes cifras de desempleo y las dificultades para la obtención de un puesto laboral, muchos de los parados están valorando la posibilidad de emprender en busca del autoempleo. Lo confirma Isabel Albert, técnico de la Cámara de Comercio madrileña: “Muchos parados acuden para que les asesoremos, porque ahora el paro se puede utilizar para crear empresas y a muchos les interesa capitalizar la prestación por desempleo y darse de alta como autónomos. Es un perfil que se repite en casi todos los seminarios que organizamos, pero viene de todo: mujeres mayores de 50 años, muchos jóvenes menores de 30, o profesionales freelance, que ocupan la mayoría de las altas que registramos “. (más…)

Read Full Post »

por Miguel Angel Aguirre

Mucho se ha hablado sobre cuál debería ser el estilo ideal de dirección. ¿El autocrático, paternalista, burocrático, democrático? A estas alturas de la película, la mayoría de los mortales conocen que no existe un estilo ideal, y que, en el caso de existir sería una combinada mezcla de los estilos mencionados anteriormente.

También es evidente, que pocos son los directivos que tienen capacidad y voluntad para aplicar esta maravillosa combinación. Como digo, no es cuestión de disponer de conocimientos teóricos, sino de voluntad de aplicarlos.

El arte de dirigir no es una cuestión de matemáticas o de aprender como funciona el Plan General Contable. Dirigir eficientemente implica voluntad y deseo de aplicar lo aprendido y efectuar un cambio, si cabe, en nuestros patrones de dirección.

Tener interés por nuestros empleados, interesarnos por sus deseos, necesidades, aplicar la empatía, ser flexibles, escucharles, motivarles, etc.. Todo eso, no se podrá conseguir si no tenemos la voluntad de provocar el cambio, por mucha teoría que conozcamos. (más…)

Read Full Post »

por Vanessa Caman Silva

Los indicadores son necesarios para poder mejorar. Lo que no se mide no se puede controlar, y lo que no se controla no se puede gestionar.

Antes de entrar en materia, hay que puntualizar que debemos de saber discernir entre indicadores de cumplimiento, de evaluación, de eficiencia, de eficacia e indicadores de gestión. Como un ejemplo vale mas que mil palabras. Lo vamos a realizar teniendo en cuenta los indicadores que podemos encontrar en la gestión de un pedido.

Indicadores de cumplimiento: teniendo en cuenta que cumplir tiene que ver con la conclusión de una tarea. Los indicadores de cumplimiento están relacionados con los ratios que nos indican el grado de consecución de tareas y/o trabajos. Ejemplo: cumplimiento del programa de pedidos, cumplimiento del cuello de botella, etc..

Indicadores de evaluación: Teniendo en cuenta que evaluación tiene que ver con el rendimiento que obtenemos de una tarea, trabajo o proceso. Los indicadores de evaluación están relacionados con los ratios y/o los metodos que nos ayudan a identificar nuestras fortalezas, debilidades y oportunidades de mejora. Ejemplo: evaluación del proceso de Gestión de pedidos siguiendo las directrices del modelo Reder de EFQM. (más…)

Read Full Post »

Winston Churchill

“La falla de nuestra época consiste en que

sus hombres no quieren ser útiles

sino importantes”.

 

Winston Churchill

 

 

Read Full Post »