Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 17/01/12

por Bettina Langerfeldt

¿Sabía usted que cada 6 de 10 negocios en Internet fracasan dentro de los primeros 4 años de su existencia? No es una estadística muy alentadora si usted ya tiene, o esta pensando en tener, su propio negocio en Internet. Sin embargo, puede evitar formar parte del 60 % que fracasan si no comete uno de estos 5 errores más comunes que los empresarios del Internet cometen.

Con el advenimiento de la Era de la Informática, ha comenzado también una nueva fiebre del oro: la bonanza de los negocios en Internet.

No es de extrañar. Según “Internet World Stats,” el uso del Internet en ésta última década ha aumentado en un 480%, siendo Asia y Europa las regiones con mayor crecimiento, seguidos por América del Norte y América Latina. (http://www.internetworldstats.com/stats.htm)

La bonanza del Internet

En cosa de unos pocos años, el Internet se ha consolidado como una plataforma poderosa que ha cambiado la forma en que nos comunicamos y la manera de hacer negocios. Le ha dado una dimensión globalizada al mundo que nunca antes ha existido, ya que se ha transformado en el medio de comunicación y en la fuente de información primordial para millones de personas desde el hogar, su trabajo y también del colegio.

En el caso puntual de los negocios en Internet, también es el sistema más democrático de los medios de comunicación. Con una inversión relativamente baja, cualquier persona puede tener una página web. De ésta manera, cualquier negocio puede alcanzar un mercado enorme en forma directa, rápida y económica, sin importar el tamaño o la ubicación geográfica del negocio.

La cruda verdad

Sin embargo, no todo es color de rosa. A diferencia de lo que se pregona en algunas páginas, el Internet no es una varita mágica que llevará a las riquezas instantáneas. Solo pone a nuestra disposición una plataforma de presentación que nos permite alcanzar un mercado global por un precio relativamente bajo. (más…)

Anuncios

Read Full Post »

por Rafael Ayala

En las empresas es normal que surjan discrepancias entre sus colaboradores y en ocasiones con clientes o proveedores. Las diferencias son algo cotidiano y no tienen por qué afectar la efectividad y operación de una organización. El verdadero problema surge cuando permitimos que esas situaciones generen conflictos. Entonces sí los resultados a corto o largo plazo se ponen en riesgo.

Las diferencias se convierten en conflicto cuando afectan la calidad o estado de las relaciones entre las personas que tienen esos puntos de vista distintos. Permitimos que surjan los roces cuando no manejamos adecuadamente la diversidad de opiniones. En ocasiones se debe a nuestro orgullo, pues tendemos a creer que quien no piensa como nosotros está equivocado.

Partimos del hecho de que si la otra parte tuviera la razón opinaría igual que nosotros, pues por supuesto, siempre estamos bien. Nuestro orgullo nos ciega el entendimiento y nos lleva a creer esa locura de que sólo nuestras sugerencias son correctas. Pareciera que llegáramos a creer que cuando Dios tiene dudas nos consulta para que le demos el diagnóstico adecuado.

He aprendido que cuando alguien no está de acuerdo conmigo no se debe a que sea tonto, incapaz o incoherente. Por supuesto que no. Esa persona afirma lo que dice porque posee información que yo no tengo, tiene puntos de vista distintos o trata de satisfacer intereses diferentes a los míos. Lo verdaderamente necio del asunto no son sus opiniones, sino que yo caiga en la trampa de creer que está mal y no me dedique a identificar cuáles son sus intereses, lógicas, información o perspectivas.

La próxima vez que enfrente un conflicto le recomiendo tomar en consideración los siguientes puntos: (más…)

Read Full Post »

por http://www.diariopyme.com

Fuimos en busca de las características que debe tener este nuevo empresario inmerso en la tecnología, las tendencias y los principales cambios culturales asociados al emprendimiento. Acá está los resultados y algunos consejos para estar en sintonía con el mundo moderno.

Vivimos en el siglo XXI donde los negocios son globalizados y multiculturales. Los más de 11 Tratados de Libre Comercio y otros tantos acuerdos comerciales con 57 países que Chile ha suscrito por el mundo, abren puertas antes impensadas por los empresarios nacionales. Ahora el desafío es traspasar el umbral, tener una actitud de acción que se logra rompiendo los paradigmas y mirando el mundo tal cual es hoy sin el sesgo del ayer.

Pero, ¿estás preparado para internacionalizarte, para desarrollarte y conseguir el tan anhelado éxito? ¿Tienes las competencias que se necesitan para convertirte en un empresario moderno, globalizado y dinámico? Buscamos respuestas con destacados académicos ligados al emprendimiento y a la investigación en este ámbito, quienes nos entregan luces para desarrollar el “perfil del nuevo emprendedor”. Has una autoevaluación y… ¡manos a la obra!

Hacia el futuro

Según el Global Entrepreneurship Monitor, el emprendedor chileno en etapas iniciales tiene en promedio 37,5 años, dos tercios de ellos son hombres, un 30% posee estudios universitarios y un 68% emprende motivado por una oportunidad.

A estas características, se suman para ser un emprendedor moderno el ser dinámico, riguroso, perseverante, flexible, acomodarse a los cambios y enfrentarlos con decisión. “Evitar los cambios reiterados en la estrategia de la organización, salvo que hayan sido evidentemente errados, y por supuesto, saber más de un idioma”, dice Carlos Poblete, Coordinador del Global Entrepreneurship Research Center, de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad del Desarrollo.

 

(más…)

Read Full Post »

por Carmen Lence

La princesa está triste… ¿Qué tendrá la princesa? Dice que el Rey no la incluye en la toma de decisiones, no le da verdadera responsabilidad y no la forma para gobernar el reino en el futuro. Dice que el príncipe consorte se enfada con ella sin razón. Dice que sus obligaciones familiares limitan su libertad dejándola sin tiempo para seguir formándose, buscar maneras de desarrollar sus habilidades o oportunidades donde poder ejercer sus dotes de liderazgo. Dice que recaen sobre ella todos los problemas.

Pobre princesa. ¡Que mundo tan injusto! Todo sería diferente si su padre hiciera lo que ella quiere, si su marido hiciera lo que ella quiere, si el resto del mundo hiciera lo que ella quiere. A poder ser, sin tener ni siquiera que pedirlo.  ¡Si no hubiera dificultades y las cosas fueran justo de la manera que ella quiere! Entonces sí. Entonces el mundo conocería la Princesa brillante que realmente es. La Heroína que va ha llevar al Reino a niveles de riqueza y bienestar que ni siquiera su padre pudo soñar… Pero como los demás no le dejan. ¿Qué puede hacer la princesa?

Esconder su frustración y falta de seguridad en si misma detrás de la mascara de la arrogancia. Disfrazar su falta de valor de víctima de las circunstancias y de los demás. Utilizar el cinismo y el sarcasmo. Buscar aprobación. No decir que no, o decir que no a todo.

Cualquier cosa menos mirarse al espejo y enfrentarse a la verdadera responsable de todas sus desgracias y a la única que puede salvarle de ellas. Sí, Princesa, tú misma. Eres tú peor enemigo, pudiendo ser tú mejor aliada.  Nadie va a luchar tus batallas por ti. Nadie te va a solucionar los problemas. “El que algo quiere, algo le cuesta”, dice el refrán. (más…)

Read Full Post »

Ernest Hemingway

 

“Nunca confundas movimiento con accion”  

Ernest Hemingway

Read Full Post »