Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 enero 2012

Hay que hacer Networking

por Daniela de Leon

A veces uno puede mantener el entusiasmo por años, y otras veces puede sentirse displicente con respecto al trabajo durante semanas. Algunos ejecutivos de negocios pueden ocultar estos altibajos delegando el trabajo a sus colaboradores o encerrándose en sus oficinas por algunas semanas, o incluso por años. Como dueño de un pequeño negocio, sin embargo, su entusiasmo se convierte en la dirección del negocio.

Con esto como fundamento, vea algunas maneras de revitalizar el entusiasmo por su trabajo:

1. Conéctese con otros gerentes: Usted necesita perspectiva. Tome una capacitación como nuestro entrenamiento de Liderazgo para Directivos. Involúcrese en la Cámara de Comercio o en alguna asociación industrial. Rodéese de otros dueños de pequeños negocios. Rápidamente verá que sus preocupaciones no son únicas. También observará cómo los demás superan esos altibajos del entusiasmo. (más…)

Anuncios

Read Full Post »

por Rafael Ayala

“No le delego más responsabilidades porque no confío en que hará bien”;  “es un gran amigo, pero definitivamente no haría negocios con él”; “me encantaría subirle el sueldo, pero no ha demostrado que lo merezca”; “simplemente no entiendo por qué no me da más facultades”; “me molesta que deba consultarle cada decisión que voy a tomar”.

Aunque puede haber muchas causas y respuestas a los puntos anteriores una constante tiene que ver con la confianza. Cuando desconfiamos de alguien es difícil, si no imprudente, hacer negocios con ellos y delegarles responsabilidades importantes. Si nosotros somos las personas en las que desean delegar responsabilidades, debemos demostrar que somos profesionales confiables,  si no será muy difícil que nos deleguen grandes proyectos o nos promuevan a mejores posiciones. Es por esto que es sumamente importante conocer cómo convertirnos en personas confiables y aprender a identificar qué es lo que hace a un colaborador una persona digna de confianza.

Lo primero que tenemos que reconocer es que no es lo mismo confiar en alguien como persona que descansar en él o ella desde la perspectiva de desempeño profesional. Para clarificar el punto responda la siguiente pregunta: ¿conoce a alguien con quien puede disfrutar un excelente tiempo en el área de recreación, diversión, viajes, etc. pero jamás haría negocios con él o ella?; en otras palabras, ¿tiene algún amigo o familiar en quién confía como persona, pero con quien no haría negocios? Seguramente su respuesta es positiva y la razón de ello es que no es lo mismo confiar en alguien como ser humano que como profesional. Es por esto que debemos tener claro que la confiabilidad personal no es la misma que la profesional.

No es lo mismo confianza que fe (más…)

Read Full Post »

Por SoyEntrepreneur
Responde a estas preguntas que te ayudarán a definir tus metas y el camino que necesitas trazarte para alcanzarlas.

Muchas veces los emprendedores pierden el rumbo y sus objetivos parecen confusos, por lo que lo ideal en estos casos es sentarse y esclarecer cuáles son específicamente las metas empresariales que nos debemos plantear; como por ejemplo, usar nuevas tecnologías en los procedimientos, optimizar el tiempo de trabajo, crecimiento a corto plazo, entre otras.

Es por esto que para aclarar tus objetivos, te recomendamos hacerte las siguientes preguntas:

¿Qué tipo de empresa necesito formar?
La sustentabilidad a largo plazo es una de las cosas más importantes y que los emprendedores deben tener en cuenta, porque de eso depende que la empresa sea capaz de renovarse a lo largo del tiempo, y que pueda implementar nuevas tecnologías.

Estas metas te permiten definir cuál será el tamaño de la empresa, pero no pienses que mientras más grande sea es mejor, de hecho, una empresa demasiado grande muchas veces interfiere en la realización personal del fundador e impide que disfrute de sus beneficios. (más…)

Read Full Post »

Winston Churchill

 “Estamos moldeando el mundo más deprisa

de lo que nosotros podemos cambiar,

y estamos aplicando al presente

los hábitos del pasado”.

 

Winston Churchill

Read Full Post »

Por Andrés Vegas

Verano. Tiempo libre. Tiempo para pensar en algo más alla que en el día a día que nos consume habitualmente. Y tiempo de hacer nuevos propósitos, casi tantos como con el cambio de año. Tiempo, en definitiva, de proponernos y fijarnos nuevos retos, de tomar decisiones.

Decidir no es fácil: por definición la toma de una decisión implica a su vez una renuncia y siempre conlleva la posibilidad del error. Ese riesgo puede conducirnos a la trampa de la indecisión. Trampa porque, paradójicamente, no se puede no tomar decisiones. El hecho de hacerlo es en sí una decisión con la que entregamos el control de nuestro futuro a los demás y/o a las circunstancias de nuestro entorno.

Como sucede con cualquier otra actividad, a decidir también se aprende.  El proceso de toma de decisiones (tanto en el ámbito profesional como en el estrictamente personal) puede venir facilitado cuando se interioriza una serie de principios básicos que resumo a continuación:

Principio 1. Preocúpate por decidir bien más que por acertar 

Decidir bien no es lo mismo que acertar. Uno puede errar habiendo tomado la decisión correcta y recíprocamente acertar habiendo adoptado una decisión errónea.

 

Decisión

Correcta Incorrecta
Resultado Buen resultado OK Suerte
Mal resultado Mala suerte Posibilidad de aprendizaje

 

Principio 2. Identifica tus objetivos  (más…)

Read Full Post »

por José Enebral Fernández

Hay palabras que suenan continuamente en la literatura del Management, en los programas de desarrollo de directivos, en las conferencias o jornadas que se organizan… Una de ellas, quizá la que más se viene escuchando, es “liderazgo”. Como se sabe, ya en los primeros años 90, hace de ello unos 20 años, se empezó a hablar con insistencia de liderazgo dentro de nuestro mundo empresarial. El término había sido, por supuesto, utilizado mucho antes, e incluso podemos identificar grandes líderes empresariales anteriores a su uso.

Parecía tratarse, sí, de una forma más personal-emocional de dirigir personas; de un modo de etiquetar a aquellos directivos que se ganaban la confianza de su entorno y obtenían la máxima contribución de sus subordinados a los objetivos corporativos. La explosión del término coincidió con los cambios culturales y técnicos que se hacía preciso incorporar a las empresas en el escenario finisecular. Se apuntaba a la vez a la “posición” jerárquica del líder, y a su “relación” con los subordinados-seguidores. Iba emergiendo la economía del capital humano y seguramente se pretendía, en efecto, poner toda la energía psíquica, todo el potencial de los trabajadores, al servicio de las metas empresariales.

Con cierta perspectiva, no faltará quien piense igualmente que, al verse el conocimiento como un valor en alza y fortalecerse la figura del trabajador del saber, el pensar y el crear, había que neutralizar su incremento de relevancia por mor del statu quo, y acaso sujetarlo en la categoría de “recurso humano” o “seguidor” de un jefe-líder; pero las organizaciones más inteligentes de la economía del conocimiento y la innovación parecen percibir, desde hace bastante tiempo, al trabajador como portador de valioso capital humano, y aun apuestan por una sensible dosis de empowerment idóneamente desplegada. (más…)

Read Full Post »

Por Ariel Baños
La estrategia de precios puede determinar el éxito o fracaso de un lanzamiento, sin importar lo innovador que pueda ser el producto o servicio. ¿Qué hay que saber para establecer el precio?

No hay manera más rápida y efectiva de sentenciar la suerte de un buen producto o servicio que elegir una estrategia de precios incorrecta.

Las empresas suelen realizar grandes esfuerzos e inversiones en sus lanzamientos. Sin embargo, todo puede echarse a perder cuando falla la estrategia de precios. ¿Qué hay que tener en cuenta?

Vencer la tentación de poner precios introductorios bajos para ganar mercado

“La primera impresión es la que cuenta”. Las empresas deberían recordar este viejo slogan de una conocida marca de desodorantes. Los precios bajos, una vez asimilados por los clientes, definen un posicionamiento difícil de revertir. Los clientes que se acostumbran a pagar un determinado nivel de precios, no serán fácilmente convencidos de pagar un precio mayor, cuando la empresa quiera recuperar el terreno perdido.

La tentación de ver un rápido crecimiento en las ventas, suele jugar una mala pasada. En ocasiones se implementan fuertes descuentos u ofertas iniciales, que al prolongarse, establecen un precio de referencia en el mercado. Esto no significa que nunca debe recurrirse a este tipo acciones de lanzamiento. Sin embargo, deberían ser limitadas, con una fecha clara de comienzo y final, y siempre comunicando claramente cuál es el precio de venta “normal”. (más…)

Read Full Post »

« Newer Posts - Older Posts »