Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 7/10/12

 

por Marcelo Lasagna

“A pesar de la publicidad actual, el mundo no cambia a razón de una persona a la vez. Va cambiando en tanto las redes de relaciones se van formando entre personas al descubrir que comparten una causa en común y una vision de lo que es posible”. Margaret Wheatley

Hace algunos meses atrás en el desarrollo de una consultoría para el fortalecimiento del trabajo colaborativo en un servicio público chileno, uno de los participantes reaccionó a los planteamientos introductorios del facilitador con las siguientes palabras: “a mi encanta el trabajo en equipo, pero la verdad es que no tengo tiempo para practicarlo en el trabajo”. Dónde sino, me pregunté. Ciertamente que en la cabeza de esta persona circulaba una idea muy enraizada con la visión de que el trabajo colaborativo es una práctica para estar en “buena onda”, más que una necesidad para generar valor en la organización.

Sin embargo, en el mundo del managment se está expandiendo cada vez más la idea de que la cooperación es un requerimiento necesario para la creación de valor. Desde David Ricardo se ha exaltado la ventaja competitiva como el atributo desde el cual las naciones y luego las organizaciones podían alcanzar resultados positivos en sus cuentas. Vamos!!, el éxito, dijo en palabras llanas. Ello llevó a que las empresas se estructuraran en un marco de competitividad que a veces se extendió hasta la depredación sistémica, sin tener en cuenta la ecología, la desigualdad social y las personas como eje central de la empresa. En la economía del conocimiento y en el mundo empresarial más consciente del buen uso de este atributo, la clave de la productividad y de la generación de riqueza está en la COOPERACION. Sin ella no se puede crear y difundir conocimiento. Este sólo existe como acto relacional, por tanto depende de las redes de personas que lo crear, almacenan, difunden, explotan y re-crean. El proceso por medio del cual se facilita su creación, divulgación y explotación es uno en el cual se producen interacciones, conversaciones, entre las personas que forman parte de una comunidad de trabajo. (más…)

Anuncios

Read Full Post »

Cliente fiel

por Pedro A. Muro Castillo

“Una persona entra en una tienda. La tienda está limpia y ordenada, el encuentra lo que busca y se dirige al mostrador.

La persona que le atiende es amable y le cobra los productos.

Antes de irse, le desea que tenga un muy buen día.”

(Carlos Molina – Customer Experience)

Estarás de acuerdo conmigo con que esta persona está satisfecha, pero ¿repetiría la compra en esta tienda?, ¿se acordará cuando tenga que volver a comprar el mismo producto o un producto similar de que existe esta tienda?.

Es decir, será un cliente satisfecho o pasará al siguiente estadio y se convertirá en un cliente fiel.

¿Realmente hay diferencias entre un cliente satisfecho y un cliente fiel?

Pues sí, hay una gran diferencia en la experiencia vivida por el cliente y lo más importante, que afecta a los resultados de la empresa. (más…)

Read Full Post »

por Virginio Gallardo Yebra

La idea más peligrosa para nuestras organizaciones consiste en pretender que las decisiones y la inteligencia de la organización reside en sus directivos, aunque reconozcámoslo, esta es una ilusión bastante generalizada.

En la medida que los procesos de innovación y de toma de decisiones son más sociales y “redárquicos”, el líder debe aprender a olvidar los viejos esquemas mentales que muy a menudo lo situaban como último decisor.

La importancia del rol directivo no se basará tanto en tomar las decisiones más adecuadas como en crear entornos para que estas decisiones sean las adecuadas, y los nuevos entornos tecnológicos son una oportunidad para ello. 

Hacer frente a la complejidad

Los nuevos entornos empresariales demasiado rápidos y demasiado disruptivos hacen que cada vez debamos desconfiar más de la capacidad individual de cualquier persona para hacer frente a esta complejidad y por ello estos procesos serán cada vez más colectivos.

La complejidad e incremento de información que procesan las organizaciones hace que los procesos de gestión de información y de decisión tengan que estar más interconectados y requieran la participación de más personas. (más…)

Read Full Post »

por Griselda Barrera Ortega

El empoderamiento es sólo para directivos que no son víctimas de su éxito y no creen saberlo todo, y que están dispuestos a asumir el error en pro de la innovación. ¿Eres uno de ellos?

Facultar a los empleados la posibilidad, oportunidad y recursos para que tomen decisiones y acciones para mejorar los resultados de una empresa, es un tema del que muchos hablan pero pocos aplican, especialmente porque los directivos tienen miedo a delegar por temor a que nadie haga el trabajo como ellos, considera Eduardo Lan y coach y socio fundador de Mesa Consultores.

El empoderamiento de los colaboradores, entonces, es una estrategia sólo para directivos 2.0, para aquellos que ven en la gente el poder para generar innovación y elevar su competitividad. ¿Sencillo? Para nada, es un proceso complejo pero posible.

El experto en coaching explica que es una situación difícil y hasta cierto punto comprensible. Hay cierto nivel de asertividad que lleva a los directivos a una posición en la que hay temor a que otros sean incapaces de tomar las decisiones en su mismo estilo. Sin embargo, la realidad es que nadie va a hacerlo de la misma manera y si un directivo se resiste a aceptar la diferencia, no se crea equipo y entonces el riesgo de no evolucionar es muy alto. (más…)

Read Full Post »

Buddha

“El único y verdadero descubrimiento

no consiste en buscar nuevos paisajes,

sino en tener nuevos ojos”.

Buddha

Read Full Post »