Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 27/10/12

por Maite Gómez Checa

Cuando tenemos una carencia y no la podemos satisfacer nosotros mismos, necesitamos pedir ayuda. Esta necesidad nos posiciona en una situación de vulnerabilidad que a algunas   personas les resulta difícil aceptar por miedo o vergüenza.

En general, cuando realizamos una petición, quedamos expuestos a que nos digan que no, que el otro se incomode, que la relación se deteriore o que nuestra imagen pública se vea perjudicada.

Y en el ámbito laboral no cambian las cosas. Nos cuesta, por ejemplo, pedir una promoción, un miembro más para nuestro equipo o una mejora salarial, lo que nos puede generar frustración o resentimiento.

Para realizar peticiones efectivas:

1 Elige el lugar y el momento adecuados.
Es importante prestar atención al contexto y procurar que sea el más adecuado posible. Esta idoneidad hay que buscarla atendiendo tanto a las circunstancias físicas y del entorno (lugar libre de interrupciones), como a las emocionales (receptividad del interlocutor). (más…)

Anuncios

Read Full Post »

por Silvia Chauvin

Vamos a seguir el análisis del costo horario de un estudio de diseño y cómo, una vez armada la estructura básica, podemos ir ajustándola para adaptarla a cada realidad.

Tener este proceso en una hoja de cálculo (puede descargar la hoja de cálculo de este ejemplo haciendo click derecho sobre el enlace y seleccionando guardar archivo como ), nos permitirá analizar distintas combinaciones de insumos, localizaciones, contratación de mano de obra, incidencia impositiva, etc, y ver como las mismas afectan nuestros costos y, por lo tanto, el costo de nuestros servicios profesionales.

Tipos de Costos

Antes de comenzar, clasifique sus costos. Es práctica común dividirlos en costos fijos, variables y semifijos. Quienes producen productos, suelen dividir según la forma de imputación a la unidad de producto, en:

  • costos directos: aquellos cuya incidencia monetaria en un producto o en una orden de trabajo puede establecerse con precisión, por ejemplo: jornales, materia prima,
  • costos indirectos: los que no pueden asignarse con precisión; por lo tanto se necesita una base de prorrateo como seguros , lubricantes,etc. (más…)

Read Full Post »

por Susana Ovejero

¿Su tienda no funciona como debiera? ¿Podría ir mejor? ¿Desde que han puesto un centro comercial al lado ya no tiene los mismos clientes?

No hace falta gastar excesivo dinero en publicidad, que no sabes si va a tener resultado. Entonces, empiece a seguir estos sencillos pasos y mejoraremos su negocio de forma conjunta.

1. Identifícate

– ¿Quién eres? (que no es lo mismo que lo que fuiste…) ¿Cómo te conocen?

– ¿Quién quieres ser?

– Mírate con sinceridad. Conoces tu mercado. Analízalo. ¿Qué falta en ese mercado y que sobra en tu municipio? ¿Estas dentro de tu sector perfectamente definido u ocupas un espacio intermedio entre todos los de tu ramo?. Haz

2. Especialízate:

– Si frente a ti se establece un comercio especializado ¿Qué vas a hacer? Tienes que estar preparado. Una de las mejores formas es: la especialización. (más…)

Read Full Post »

por Griselda Barrera Ortega

Facultar a los empleados la posibilidad, oportunidad y recursos para que tomen decisiones y acciones para mejorar los resultados de una empresa, es un tema del que muchos hablan pero pocos aplican, especialmente porque los directivos tienen miedo a delegar por temor a que nadie haga el trabajo como ellos, considera Eduardo Lan y coach y socio fundador de Mesa Consultores.

El empoderamiento de los colaboradores, entonces, es una estrategia sólo para directivos 2.0, para aquellos que ven en la gente el poder para generar innovación y elevar su competitividad. ¿Sencillo? Para nada, es un proceso complejo pero posible.

El experto en coaching explica que es una situación difícil y hasta cierto punto comprensible. Hay cierto nivel de asertividad que lleva a los directivos a una posición en la que hay temor a que otros sean incapaces de tomar las decisiones en su mismo estilo. Sin embargo, la realidad es que nadie va a hacerlo de la misma manera y si un directivo se resiste a aceptar la diferencia, no se crea equipo y entonces el riesgo de no evolucionar es muy alto.

“Los directivos suelen ser víctimas de su propio éxito y se convierten en seres arrogantes que creen que lo saben todo, lo que inevitablemente lleva a que un empleado no proponga y no vuelva a decir nada por temor a que sus iniciativas sean rechazadas, aminoradas o incluso, burladas”,  señala el especialista. (más…)

Read Full Post »

Por Rita Tonelli

La efectividad es lograr más con menos y para conseguirla es imprescindible que seamos maestros en la habilidad pertinente. En este caso, en comunicarnos.

La pregunta del título es para que te la hagas, para que chequees cómo hablás, cómo escribís, si te ponés en el lugar del que te escucha o lee, si tenés en cuenta que el otro –cuando empieza a escucharte- no sabe lo que le querés decir, que puede estar pensando en sus cosas y que cabe la posibilidad de que tu mensaje no llegue.

¿Es la efectividad, en este ejemplo, un efecto de tu comunicación?

Desde el Coaching Ontológico hacemos hincapié en el poder de la palabra, en su magnífica posibilidad de crear una realidad, en su significado emocional, que es el más importante.

Esto no es para tomar livianamente. Pensá que de tu comunicación efectiva depende el éxito de tus relaciones de todo tipo, que de tu comunicación efectiva depende que tu trabajo sea bien recibido, que de tu comunicación efectiva depende que obtengas lo que querés.

Pensá en una reunión (de cualquier clase), occidental. Si es de amigos, todos gritamos, nos reímos, hablamos juntos, no nos escuchamos… (Y sólo estoy observando, no haciendo crítica). Si es de trabajo, llegamos con un punto de vista, lo pensamos defender, no se nos ocurre ni siquiera imaginar que escucharemos algún otro mejor que el nuestro y ahí estamos, dispuestos a en-frentarnos (golpear con la frente). (más…)

Read Full Post »

por Josep Ma. Rosanas

Los tres sustantivos incluidos en el título están entre los más usados en la literatura empresarial en los últimos años. Suelen tener buena reputación, tanto en libros y revistas sobre dirección como en la práctica (en las memorias anuales de las empresas, por ejemplo). Son conceptos ‘políticamente correctos’ en el mundo empresarial actual.

A pesar de serlo, no han escapado a duras críticas. Michael Porter, sin ir más lejos dijo una vez en una conferencia que se tenía una ‘visión’ cuando se pasaba uno varios días sin dormir.

Porter quería poner énfasis en el concepto de estrategia como algo concreto, que no pretende ser ni una expresión rimbombante de cómo hacerlo todo bien, ni viene dado por ninguna revelación mágica, sino que sale de una reflexión seria y un análisis de la realidad, fruto de todo lo cual se decide servir a una parte del mercado, ser distinto a los demás concentrándose en un producto diferenciado y en un tipo de cliente determinado. Pero con frecuencia la misión en la práctica no es más que palabras bonitas. Aunque los ataques que reciben vienen a veces de malas aplicaciones, de abusos de los conceptos con fines puramente estéticos.

Propósito y misión

La noción de propósito resulta imprescindible para entender cualquier acción humana. Las personas, cuando actúan, persiguen algo, y ese algo es lo que las mueve a emprender una acción. Si tratamos de explicarnos lo que ocurre en el mundo de las organizaciones no podemos olvidar nunca este elemento fundamental. (más…)

Read Full Post »

Jacinto Benavente

“Todos creen que tener talento es cuestión de suerte;

nadie piensa que la suerte pueda ser cuestión de talento.”

 Jacinto Benavente

Read Full Post »